Tu vivero en Salamanca

Tu jardín al día

CÓMO PLANTAR UN ÁRBOL A RAÍZ DESNUDA
Los árboles con este tipo de presentación deben ser plantados obligatoriamente cuando han perdido las hojas, es decir, en invierno o a finales del otoño.

En primer lugar hay que cavar un hoyo amplio y remover la tierra para airearla. Una vez hecho el hoyo, tenemos que asegurarnos de que el terreno tenga buen drenaje.

Si el drenaje fuera malo, echamos una pequeña capa de tierra mezclada con materia orgánica (mantillo, estiércol…).

Si el drenaje fuera muy malo sería conveniente colocar una base de piedras para permitir el paso del agua y no se quede estancada.

A continuación echamos tierra vegetal, colocamos el árbol y terminamos de recubrir todas las raíces con la tierra vegetal. Debe recortar las raíces del árbol que sean demasiado largas o estén estropeadas así como podar las ramas para darle forma a la futura copa del árbol.
Después echamos otra capa de tierra mezclada con materia orgánica sin que toque las raíces del árbol, y por último otra capa de tierra vegetal.
Seguidamente regamos con abundante agua, toda la que el hoyo admita, y cuando se filtre se echa un poco más de tierra y se pisa, poniendo vertical el árbol.
¿ PUEDO DISFRUTAR DE MI JARDÍN CON CÉSPED DESDE EL PRIMER DIA?
Se puede, con el césped en forma de tepes.

Los tepes son unas planchas de césped natural que se extraen de las fincas de cultivo de césped con máquinas especiales en forma de placas para poder ser replantado.

Las grandes ventajas de los tepes son:
    • césped instantáneo
    • fácil de colocar
    • gran resistencia
    • inexistencia de malas hierbas
    • larga duración
    • a los pocos días de su colocación, los tepes enraízan en la tierra y se puede pisar.


    Es el sistema perfecto para:

      • Instalación en zonas verdes residenciales, decorativas o recreativas
      • Ambientación de stands en ferias y exposiciones
      • La cobertura de terrenos deportivos, etc…


      La mejor forma de almacenar las placas de césped es extenderlas en un lugar sombreado. Aunque si el tiempo de almacenado va a ser como mucho dos o tres días puede doblarse protegiendo las raíces.
¿ CÓMO SE PODA UN ÁRBOL FRUTAL?
Podar correctamente un árbol es una labor muy importante, puesto que de ello depende una buena cosecha en el caso de los frutales y un buen porte y buena floración en árboles destinados a la ornamentación.

En primer lugar es importante contar con unas buenas herramientas que nos faciliten el trabajo. Las herramientas no sólo deben de ser buenas sino que las debemos mantener en buenas condiciones, limpias y afiladas.

Las herramientas necesarias para este tipo de poda son:
  • Tijeras de podar de mango corto: estas tijeras sirven para podar las ramas delgadas.
  • Tijeras de podar de dos manos: son tijeras de mango largo destinadas a podar las ramas que sean un poco más gruesas.
  • Serrucho: con esta herramienta se podan aquellas ramas que por su grosor no se pueden podar con tijeras.
  • Guantes de jardinería: los guantes son un elemento de protección para las manos.
  • Gafas: las mejores gafas para la poda son las plásticas con protección lateral para evitar la posible lesión de los ojos por impacto de ramas y hojas tanto frontal como lateral.


A la hora de podar hay que tener en cuenta si los frutales quieren destinarse a producción o son árboles para un huerto familiar, ya que el tipo de poda a realizar va a ser diferente en cada caso.

Producción:

Para los frutales de explotación agrícola aconsejamos plantar el árbol de 1 año y según la pretensiones se seguirá un tipo u otro de formación (en vaso, palmetas, pirámide, etc…). Estos sistemas requieren podas específicas que podremos asesorar puntualmente en nuestro vivero.

Huerto:

Lo más normal es plantar árboles de 2 años o más, bien a raíz desnuda bien en contenedor (según la época de plantación) que estén ya semiformados en incluso en producción. La forma más común es la de vaso, ya que con este porte el árbol está despejado en el centro y permite el paso del sol. Para este tipo de formación se parte de 3 ó 4 ramas principales o primarias las cuales se situarán lo más equidistantes posible, de éstas partirán alternativamente las secuencias y de éstas las siguientes que procuraremos distribuirlas correctamente, pues son las que nos producirán las flores y después los frutos.

El corte debe realizarse sobre las ramas laterales o sobre una yema que mire hacia fuera, teniendo precaución en dejar una distancia suficiente entre el corte y la yema para no dañarla. El corte debe ser limpio y con una inclinación de unos 45º en dirección opuesta a la yema para evitar que el agua quede retenida y puedan aparecer hongos y plagas.

En caso de dudar qué rama cortar hay que tener en cuenta cuál es la menos vigorosa y peor situada. Si el árbol tuviera ramas dañadas, enfermas o muertas debe cortarlas a ras del tronco para sanearlo y evitar la proliferación de plagas a otras ramas. Tras la poda, limpie bien sus herramientas y luego aplique vaselina para evitar que se oxiden.
¿PUEDO PLANTAR ÁRBOLES DURANTE TODO EL AÑO?
Por supuesto, con los distintos formatos de presentación de los árboles se puede plantar durante todo el año. En invierno los árboles se pueden plantar a raíz desnuda ya que la savia está parada y la planta no sufre el transplante. Con este formato se abarata el precio del árbol. En primavera y verano esos mismos árboles se pueden plantar siempre que vengan a cepellón o en maceta. El resto de plantas cuyo formato es la maceta durante todo el año se pueden transplantar en cualquier época ya que las raíces se alimentan del cepellón y tampoco sufren.
¿QUÉ ES EL GUANO?
Es un poderoso fertilizante orgánico, totalmente natural, procedente de deyecciones de aves marinas que actúa potenciando el metabolismo de las plantas asegurando la total asimilación de los nutrientes aportados. Incorporando guano se consigue mejorar la estructura y propiedad del suelo. Se presenta en forma líquida y se incorpora al agua de riego de sus plantas consiguiendo un mayor desarrollo energético y frondosidad en las plantas.
¿POR QUÉ NO DEBO OLVIDARME DE MI JARDÍN EN INVIERNO?
Aunque el jardín no se disfruta igual en invierno que en primavera o verano, no debe olvidarse de su mantenimiento. Durante esta estación hay que realizar la poda de frutales, árboles caducos, rosales… pero no se deben podar determinados arbustos cuya floración es en primavera ya que se podría eliminar dicha floración (azaleas, camelias, rododendros…). Además no hay que olvidarse del último abonado de finales de otoño para césped con abono de liberación lenta y resto de plantas con abono granulado mineral. No olvidarse de limpiar los restos de hojas y flores secas del jardín para evitar la proliferación de hongos y atascos en desagües, piscinas… Otra tarea propia de esta estación es la plantación de los bulbos que florecen en primavera tales como tulipanes, narcisos, jacintos… Aconsejamos siempre realizar un tratamiento, en especial a los frutales, con un insecticida de aceite de invierno y fungicida cobre, en las proporciones correctas para evitar la propagación de insectos y hongos en primavera.
¿PUEDO CURAR MIS ÁRBOLES DE CORTES O PODAS?
Existe una pasta cicatrizante que se aplica en los cortes de los árboles cuando se les realizan podas. De este modo se disminuye el riesgo de infecciones de la planta.